Cuando sufrimos un atasco, para proceder a su eliminación, el acceso a la red de desagües se realiza por la arqueta,  donde se ubica la conexión de las tuberías para la recogida y canalización de las aguas hacia el alcantarillado general o hacia otras arquetas.

 

Por diferentes motivos, las arquetas pueden no estar accesibles, se pueden encontrar ocultas y/o cambiadas de sitio tras una reforma. Para su localización disponemos de servicio de detección de arquetas, la cuál se realiza con Desatascos Romero.

Nuestro equipo encargado en la detección de arquetas logra su localización sin necesidad de realizar picados innecesarios. De esta manera tan sencilla encontramos el lugar exacto dónde se ha de abrir para llegar a la arqueta. Ahorrando en materiales y en tiempo.